Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 3 de enero de 2019
Una alternativa a la vía judicial para resolver conflictos

La mediación pide paso en España

Las bondades de la mediación son innumerables. Este medio de resolución de conflictos es muy apropiado para solucionar discrepancias, en el que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar una solución gracias a un mediador, y que supone una alternativa real a la vía judicial. Pese a que se trata de una práctica muy asentada en países como Estados Unidos o Reino Unido, en España no termina de arrancar.

España se encuentra muy lejos en materia de mediación, respecto de los países anglosajones, en donde la negociación entre compañias, o entidades y particulares, forma parte de la cultura empresarial. Algo curioso en nuestro páis, ya que cada vez que se pregunta a un abogado sobre mediación o arbitraje, su lema es "mejor un mal acuerdo que un buen pleito", la mediación es la clave, por algo será.

 

Precisamente, el precio o la inversión económica requerida, es una de las ventajas que se suelen esgrimir para poner en valor la fórmula de la mediación. Frente a los costes que puede suponer un juicio o un arbitraje, la mediación tiende a ser más barata y tiene otros componente que también la hacen especialmente atractiva para asuntos delicados: la confidencialidad y la celeridad. Hay casos en los que el conflicto entre las partes se puede resolver en un día, según los expertos.

 

La mediación, que solo se puede aplicar al ámbito civil y mercantil, no debe ser confundida con el arbitraje. Aunque ambos se catalogan como medios alternativos de resolución de conflictos, en un arbitraje las partes deben acatar el laudo del árbitro, mientras que un mediador, se dedica a facilitar la “conversación constructiva” entre las partes. En la mediación, una vez iniciada, al estar basada en la pura y absoluta voluntariedad. Cualquiera de las partes puede abandonar la mesa de negociación. Sin embargo, el arbitraje, una vez iniciado, continúa aunque una de las partes no comparezca, pudiéndose seguir en rebeldía de la misma hasta el final con todas las consecuencias.

 

NOTICIA ORIGINAL:

https://www.elconfidencial.com/empresas/2018-11-25/mediacion-espana-arbitraje-abogados_1666402/ 

Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Empresarios del Henares • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress