Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 24 de septiembre de 2018
En España la producción de vehículos experimentó una tasa de crecimiento acumulada del 45% entre 2012 y 2016

Crédito y Caución prevé un incremento del riesgo en el sector de automoción

El sector automovilístico se enfrenta a un progresivo aumento del riesgo de crédito durante el próximo lustro. Esta contingencia queda vinculada tanto a los grandes desafíos estructurales, como a la incertidumbre que generan las anunciadas políticas comerciales de sesgo proteccionista.

El último informe difundido por la compañía aseguradora, alerta de la probabilidad de que “en los próximos cinco años, aumente el riesgo crediticio de muchos de los proveedores de automoción estructuralmente más débiles, lo que generará tensiones de liquidez y más demoras en pagos y quiebras empresariales, incluso si los actuales problemas relacionados con el creciente proteccionismo y las limitaciones del libre comercio no se materializan”.


Aunque el desempeño global del sector en 2017 y 2018 está siendo bueno en los mercados principales, con perspectivas favorables a corto plazo, “esta situación positiva podría revertirse de inmediato, ya que los riesgos potenciales a la baja han aumentado en un entorno comercial que afronta ya desafíos estructurales. Aunque la imposición de aranceles punitivos de Estados Unidos a los vehículos y componentes ha sido suspendida por el momento, la cuestión sigue siendo una nube oscura en el horizonte, con repercusiones potencialmente graves para una industria que depende fuertemente de cadenas de suministro transfronterizas”. Además, cohabitan en este mismo periodo otras variables con un impacto latente negativo como “la incierta amenaza del resultado del Brexit o la actual disputa comercial chino-estadounidense”.

 

Esta inestable coyuntura que abren las actuales políticas económicas, están afectando a la industria automotriz mundial en un momento de “grandes desafíos estructurales que tarde o temprano afectarán al sector, como la reducción de emisiones, las nuevas tecnologías y los hábitos cambiantes de los consumidores. Dentro de la industria, la carrera competitiva para esta ronda de innovación está en marcha y requiere un gran gasto en I + D por parte de los fabricantes de equipos originales y proveedores. Esto plantea un gran desafío para el grueso de los pequeños y medianos proveedores, que entregan piezas y componentes de automóviles de menor valor, a menudo muy dependientes de un solo fabricante, en un entorno altamente competitivo”.


En lo que respecta a nuestro país, la industria de automoción se ha beneficiado de una fuerte demanda global en los últimos años. La producción nacional de vehículos registró una tasa de crecimiento acumulada del 45% de 2012 a 2016. En 2017 la manufacturación disminuyó ligeramente, según los datos patronales, pero las perspectivas del informe para 2018 son positivas. El estudio destaca la fortaleza de la demanda interna, los márgenes y la facilidad de acceso a la financiación. También es destacable que el nivel de insolvencia del sector en España es bajo, tendencia que Crédito y Caución prevé que se mantenga sin cambios en 2018.

Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Empresarios del Henares • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress